Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Febrero 10 2010

Vivir sin techo, vivir sin familia

Publicado por iboncabo a las 21:19:05 en Bilbao, ciudadania

Bilbao es la única ciudad de Bizkaia que cumple la ley para asistencia de personas sin hogar del gobierno vasco. En nuestra ciudad hay centro de día, albergue y otros servicios mínimos que cualquier civilización  debería recoger entre sus atenciones diarias públicas. Es sorprenderte ver como personas con tantos problemas a la hora de obtener los servicios mínimos necesarios para vivir, son capaces de disfrutar de cualquier actividad de ocio o del simple encuentro con personas que les miran a la cara. Aquellos municipios que incumplen la ley, solamente son un reflejo de lo ruin y mezquina que puede ser la política tan alejada por momentos de los principios básicos del humanismo histórico. Vivir sin techo, es una putada, vivir sin familia una injusticia, vivir sin ayudas en tu propio pueblo es digno de cárcel.

 

Sin etiquetas

Un comentario -> “Vivir sin techo, vivir sin familia”

  1. Daniel 19 Febrero 2010 a las 13:10:41

    ¡Que los pobres y los “sin-paples” ni votan ni se manifiestan, chaval!

    No, en serio:
    Ya lo hablamos el otro día, pero de esto seguro que no se quejan los vecinos de Barakaldo, Basauri, Durango o Getxo (por hablar de municipos grandes). De hecho se podrá dar la paradoja de que muchos piensen que en sus ciudades se vive mejor porque hay (se ven) menos pobres que en Bilbao. En fin…

    De todas formas me parece fácil echarle la culpa de esto a una clase política que no se atreve a tomar medidas (o como es el caso, a cumplir una ley) porque eso podría acarrearles impopularidad. Pero es que esto ocurre porque no deja de ser cierto que mucha gente se quejaría si le construyen un centro de día junto a su casa (la cual, por cierto, perdería automáticamente valor). Vamos, que los políticos no se atreven porque a nuestras amamas, a nuestros aitas, a nuestros amigos, o quizá incluso a nostros mismos, no nos haría ni puta gracia tener una fila de pobres delante de su portal.

    ¿Falta educación o solidaridad?

    No sé. Pero una vez dicho esto, también es cierto que seguramente en muchos municipios habrá algún lugar en el que poder construir un albergue donde los pobres no “molesten” a nadie. Vamos, digo yo.

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario