Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Abril 11 2016

Vientos de cambio en el fútbol sala de Bizkaia

Publicado por iboncabo a las 12:12:01 en Kirolak, futbol vasco

En las últimas elecciones a la federación vizcaína de fútbol, el fútbol sala acudió como en todas las ediciones anteriores dividido. Hubo tres candidaturas, la oficial de Iñaki Gómez Mardones, la transformadora y renovadora de Iker Goñi y la denunciadora de Txabo Aragúes. En todas ellas figuraban personas del fútbol sala, en todas ellas, se daban colaboraciones de personas que interesadas en mejorar el fútbol sala, supeditaban su acción a aceptar la superioridad del fútbol a la hora de tomar decisiones.

Sin duda el fútbol sala vive inmerso en sus propios errores. A mi juicio y sin personalizar en nadie, los pecados capitales del fútbol sala en Bizkaia son los siguientes:

El primero es pensar que al fútbol no le interesa el sala como modalidad deportiva. El segundo es aceptar que nuestros designios vengan marcados por personas que al no encontrar acomodo en las comisiones relativas al fútbol, lo hagan en otras. El tercero es pensar que el propio reglamento no tiene herramientas suficientes para la trasformación y el cambio. El cuarto es pensar que solo hay que moverse cuando se convocan elecciones. El quinto es no defender nuestra propia autonomía. El sexto es pensar que la dependencia de la federación española y sus decisiones es un nexo inquebrantable y tener miedo a pedir información oficialmente a la federación. El Séptimo es no pintar absolutamente nada en la federación vasca de fútbol y su comité. El octavo es no luchar contra la falta de transparencia. El noveno no defender la necesidad de que las decisiones técnicas las tomen entrenadores y árbitros. El décimo último es no defender la especificidad del fútbol sala femenino y el uso del Euskera en el mismo como parte de nuestra cultura.

Todo esto puede y debe cambiar en la próxima legislatura. Toca dejar de mirar para otro lado y empezar a trabajar por el bien común. Juntos nada ni nadie nos podrá parar.

Sin etiquetas

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario