Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Febrero 29 2016

PSOE Ciudadanos, pacto entre caballeros

Decía Sabina en una de sus canciones “parecemos la cuadrilla de la muerte”, justo cuando después de un intento de atraco, el protagonista de la canción le reconoce y terminan juntos haciendo suya la noche y por supuesto evitando el robo por su fama y su incipiente amistad. Al final de la canción Sabina les escribe la canción pues el siempre cumple un pacto que es “entre caballeros”. Su crítica final a la policía nos lleva también a establecer analogías pues siempre lo que mal empieza, mal acaba.

Resulta que el PSOE quiere convencernos de que aquellos que nos querían llevar definitivamente al neo liberalismo son ahora unos “buenos caballeros liberales” y que la transversalidad es siempre beneficiosa para las cuestiones de estado. ¿Tendrán razón?

Así pues buceando en este acuerdo político, en la parte económica, nos podemos encontrar frases como “se buscará la coordinación de la legislación sobre horarios comerciales con la CCAA y ayuntamientos, siempre dentro del estricto cumplimiento de la legislación laboral (página 9)”. ¿Se permitirá el descanso activo de los trabajadores o se tomará como modelo el peor de ellos? Se habla de “establecer un tratamiento fiscal favorable a las empresas de economía social (página 11)”, ¿se incluye el reparto de la propiedad en las empresas vinculadas al IBEX 35? ¿o solo se quiere hablar de las que voluntariamente acuerdan pertenecer a este ámbito? Sobre impuestos de grandes fortunas se escribe “estudiar”, mientras que sobre fiscalidad se habla de “impulsar medidas”, está claro que los que más tienen van a seguir muy tranquilos

En cuanto al calentamiento global, cuando se habla de transición energética y lucha contra el cambio climático, se habla literalmente de “apoyar escenarios de largo plazo para Zero emisiones”. ¿Cuánto de largo? ¿No hay fecha de caducidad para el planeta merced al efecto invernadero?

En cuanto al estado de bienestar, se dice “paralizar la LOMCE (página 26)”, pero no se habla de desregular la educación y dejarla en manos de los agentes educativos y de las CCAA. Se describe como necesario el “ingreso mínimo vital (página 31)” pero no se describe cual será su duración y su cuantía. En cultura se habla mucho del Cervantes y poco del resto de lenguas cooficiales y nada de autogestión. Y por supuesto en el pacto sanitario se establece como obligatorio para inmigrantes la residencia (página 33). En el aborto se habla de plazos y no de libertad.

De la estructura de estado y de la UE, se establece con claridad el modelo. De la UE nada de derogar la comisión y dar papel al parlamento como órgano verdaderamente democrático. Del estado un trasvase “seudofederal” pactado y para colmo se habla de mantener la corona y a los Borbones.

En resumen, un pacto para hablar de todo sin cambiar nada y para mantener España como la canción de Sabina, entre caballeros que se reparten por la noche lo que el día les quita y en este caso la luz, la deben de poner los pueblos que conforman este anacrónico estado y castigar en las urnas lo que más que un cambio parece un acuerdo para ganar ambos su continuidad al frente de sus partidos y no una transformación real de la estructura de “España” (imagen Expansión)

Sin etiquetas

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario