Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Marzo 24 2014

La era post Azkuna, algunas incognitas a despejar

Publicado por iboncabo a las 13:36:32 en Eusko Alkartasuna, ciudadania, derechos humanos

Ocurre, en ocasiones, que la fragilidad del ser humano como elemento fungible de la naturaleza nos lleva a recordar que todo es efímero y que somos aves de paso cuyo futuro si bien en su desarrollo no está escrito, si al menos lo está en su final. Decía William Shakespeare que “los cobardes mueren muchas veces, los valientes solo una vez” y de esta cita célebre podemos retrotraernos de la historia algunas lecciones sobre ese sin fin de muertes consensuadas para celebridades gracias a las cuales vemos como los que permanecen vivos, siguen ejerciendo en nombre de los ausentes, sus actos, sus políticas, sin que los que se fueron puedan decir ni pio.

La muerte de Iñaki Azkuna abre algunas incógnitas que el PNV de Bilbao tiene que resolver. Puede el Partido Nacionalista Vasco caer en la tentación de tratar de crear una mayoría “trasversal” con el apoyo del diario El Correo. Se confundiría de plano pues el grupo Vocento vende cara la piel del oso y una vez que ha desaparecido el trasversal genuino, se acabo el apoyo a nada que se salga del eje de Neguri. Por mucho que Ibon Areso se empeñe en defender el legado del alcalde Azkuna, no logrará más que hacer menciones al pasado sin ninguna posibilidad de ocupar su espacio político a futuro.

Sin embargo, el PNV puede apostar por la vía del cambio. Por la vía del no al constitucionalismo, a la Eurocopa con “la roja”, a la devolución de los cuadros franquistas al baúl de la historia. Quizás vuelva así a sus números pre Azkuna en la ciudad de Bilbao, pero seguramente así volverá a conquistar base social por abajo, por el segmento más joven y logrará así hacernos la competencia a EH Bildu. Si no, perderá la mayoría absoluta, no encontrará espacio en los medios y creerá que es un ajuste de cuentas del grupo Vocento, cuando en realidad no se tratará más que de una vuelta a la realidad.

Más allá de la confluencia de fuerzas abertzales en post de un estado propio, no hay mucho a lo que agarrarse actualmente para trabajar en común. El modelo económico todavía nos diferencia demasiado. Nuestra apuesta inequívoca por la gestión pública se contrapone de cabo a rabo con el modelo de las subcontratas y de las rebajas salariales. Para caminar juntos en esto, falta crear un clima de confianza y unos mínimo a desarrollar como el salario mínimo, valga la redundancia, la implantación de las clausulas sociales, el plurilingüismo pleno de la administración municipal en Bilbao y sobre todo, el crear nexos de unión en la gestión final de la resolución del conflicto vasco. Hay camino por andar, pero como diría Machado “caminante no hay camino, se hace camino al andar y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino, sino estelas en la mar”

Sin etiquetas

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario