Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Mayo 02 2011

Golpe de estado supremo

Cada vez son más los abertzales independentistas que no tienen a nadie que defienda sus ideas ante las distintas e interminables administraciones vascas. De nuevo el supremo se ha desdicho de sus argumentos anteriores y de aquellas premisas que marcaban en sus sentencias anteriores a la izquierda abertzale para poder participar en las instituciones; añadiendo o poniendo en el mismo carro a Alternatiba y Eusko alkartasuna, así como un montón de independientes que tienen el absoluto derecho de defender sus opciones políticas de voto.

Este no es un ataque contra la izquierda Abertzale, es un ataque contra Euskal Herria y el independentismo. Cabe recordar que Aralar hace muy pocas fechas ha reconocido que su objetivo no es la independencia y que el PNV nunca lo ha hecho y siempre se ha ocultado bajo términos como el derecho de autodeterminación, ya que, aunque la inmensa mayoría de sus militantes son independentistas, no lo son  sus cargos de dirección que son claramente regionalistas.

La vida da muchas vueltas. A medio plazo esto supone un foco potencial de independentistas, hartos de las continuas acciones violentas de represión que acomete el estado contra Euskal Herria. A corto plazo y teniendo en cuenta que el constitucional va a tener que dictar sentencia en una sala dividida tres a tres, supone la no presencia en las elecciones municipales y forales de ningún partido independentista. Además en ciudades donde el cabeza de lista de otras formaciones abertzales es manifiestamente contrario a la participación, a la expresión libre y sin prejuicios de todas las ideas democráticas, a la implantación de políticas respetuosas con el medio ambiente y  sobre todo a es contrario a la crítica política, ciudades como Bilbao, el ciudadano medio que siempre estuvo con la participación y los derechos humanos va a estar no solo huérfano de representación, sino muy lejos de poder reacomodar su voto para buscar una opción menos malo que de cobijo aunque sea de refilón a opiniones e ideas políticas. En ciudades como Bilbao el ciudadano medio va a tener que elegir entre el “confort” de una “España plural” y el “no imponer” sino “convencer” desde Muzkiz con  “Petro amor”.

Las democracias occidentales en el último cuarto de siglo se han caracterizado por no solo tratar de imponer sus sistemas financieros y culturales al resto de países (que no pueblos) del globo terráqueo, sino también por, en nombre de los derechos humanos participar en un sinfín de guerras y no lograr la implantación de la plena democracia en ninguno de los estados a los que ha acudido. Sin embargo, a nivel interno Europa siempre se ha caracterizado por defender los derechos democráticos que los estados han adquirido a lo largo del tiempo independientemente de su adscripción política. Por ello creo que para evitar este golpe de estado supremo, Europa debería paralizar el actual proceso electoral a la espera de una resolución judicial desde Estrasburgo.

Ibon Cabo

Eusko Alkartasuna

 

 

Sin etiquetas

Un comentario -> “Golpe de estado supremo”

  1. Capitán Garfioel 02 Mayo 2011 a las 13:57:00

    En esta situación, y en el supuesto de que en Europa también se nos de la espalda… qué hacemos??? Ya desde hace muchos años sabíamos que no vivíamos en una democracia real, pero esto cómo se combate???

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario