Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Junio 27 2016

Del Brexit al frustrado PPexit

Estas últimas semanas están siendo muy interesantes no solo desde el punto de vista político sino también desde el punto de vista sociológico. Cada cual sacará sus propias conclusiones, pero las mías al respecto contienen los siguientes elementos claves:

  • El Brexit y el PPexit frustrado han demostrado que si en algo son diferentes las naciones sin estado, son en la forma en la que afrontan los diferentes comicios. Ni Escocia, ni Irlanda del Norte, ni Hego Euskal Herria, ni Catalunya votan igual a las distintas elecciones que el resto de pueblos que conforman el Reino Unido y el estado español. Por algo será.
  • El voto urbano, el de mayor edad y el masculino son eminentemente más conservadores, en todos los ámbitos, que el joven y fluctuante voto de mediana edad, especialmente en el ámbito de la izquierda. Cuanto más joven, más crítico pero a la vez más funcional en sus decisiones.
  • La juventud es absolutamente crítica con su clase dominante. Solicita un cambio no tanto de perfiles ni de edades, sino más bien de caras, pues considera responsable a la clase política actual, al establishment que surgió en los años 90, de la situación que vivimos donde el neo liberalismo se ha hecho con el poder central en la economía sin pasar por ningún tipo de urnas.
  • No olvidemos que en la mayoría de órganos elegidos en la Unión Europea, las personas se eligen a través de los estados por tiempo a veces indefinido y el parlamento europeo a penas tiene poder para controlarlos. A pesar de esto siguen dictando euro órdenes que condicionan el avance del estado del bienestar y que llevarnos a un retroceso sin límites del mismo. Unido al control de los medios de comunicación y a la política del miedo como aliado, estamos ante una situación marco ideal para que la xenofobia y el miedo al cambio económico campen a sus anchas por toda la UE.
  • Sin embargo en el Reino Unido a penas pasará nada relevante fuera de las naciones sin estado por mucho que el sistema financiero caiga. A penas una recolocación de activos y un posicionamiento aún más dominante del eje Franco Alemán a nivel europeo.
  • ¿Y en el estado español? ¿Existe posibilidad de cambio? Parece que no. El sistema financiero se ha cansado de alentar la alternativa naranja al PP y ha vuelto a la casa matriz dándole una nítida mayoría para el gobierno del estado siempre que logre convencer al PSOE para la abstención o a los partidos nacionalistas de derechas para lo mismo (lo cual parece más difícil). Así pues cuatro años más de recortes, recentralización y menos políticas de reparto de la propiedad y de la riqueza. ¡Ojo que vienen curvas!
  • El derecho a decidir se coloca en primer plano en dos territorios fronterizos claves para el estado español la CAV y Catalunya. Esto si bien supone un problema para quién gobierno, lo es menos por nítido apoyo de la mayoría del estado al centralismo y al eje central de lo español como discurso cultural central. La gestión de la diversidad está más lejos desde ayer y más cerca el intento de asimilación cultural. Si bien, la capacidad de resistir parece inquebrantable., bien haría el movimiento independentista en no anclarse en sus trece y tratar de renovarse.
  • Aún así, soy optimista. No parece probable que la CAV vaya a caer en manos de nadie que no asuma su diferencia con el resto del estado español y en estos momentos, esta es nuestra principal ventaja para poder volver a ilusionar a nuestro electorado, transformador, progresista y netamente independentista. EH Bildu es mucho más de izquierdas que su electorado y por ello debemos cambiar pues los partidos políticos al nos debemos.
  • La clave de robar votos a los partidos estatales ha fallecido en estas elecciones. Ni el PNV roba ya a PSOE y PP, ni EH Bildu lo hace a PODEMOS. Queda pues una lucha fría en la configuración de los bloques de cada cual de cara a las siguientes elecciones. Eso sí, entendiendo que al final del camino deberá existir confluencias y colaboraciones entre los miembros de los mismos bloques para poder asegurar el desarrollo social, político y cultural de nuestro pueblo.
  • Y como de ilusiones vive el ser humano, recordar que la frase de Antonio Machado por si alguien quiere convertir una herramienta del pueblo en la suya propia:

“La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos”.

Sin etiquetas

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario