Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Archivo de la categoria 'Kirolak'

Diciembre 14 2018

Casi es nunca

Recientemente, hemos vivido algunas cuestiones en el ámbito político social que merecen el calificativo de circunstancias históricas especiales. La negociación presupuestaria en Lakua, la solicitud de oficialidad de la selección vasca de fútbol, las elecciones en el Athletic Club Bilbao, la negociación mediática del presupuesto de Madrid…..todas ellas a mí entender bajo el paraguas de una frase que pronunció entre litros una vez un mítico filósofo callejero: casi es nunca.

Casi tuvimos acuerdo presupuestario en Lakua. Casi el PNV entendió que los incrementos en la recaudación deberían ir destinados a los más necesitados. Casi los pensionistas y las mujeres ganaron desde la calle mejoras para su situación individual de un modo global. Casi la RGI se convirtió en un refugio individualizado de los desamparados por la reforma laboral del PP o de los escasos avances del pacto de Toledo. Casi PNV y EH Bildu pusieron la primera baldosa de un pacto mayor, de un camino común a recorrer como pueblo. Casi ELA se salió con las suya y tras criticar mucho el posible pacto, dejó de hacerlo en cuanto no hubo acuerdo. Casi el empleo juvenil sufrió un espaldarazo para hacer frente a los múltiples recortes de la era socialista en este ámbito a nivel estatal. Casi logramos revertir el recorte de la RGI que puso en marcha Patxi López. Casi entró EH Bildu en parámetros políticos de gobierno. Casi hubo una negociación con las personas en el centro. Pero como dijo el gran sabio, casi es nunca.

En el ámbito deportivo, casi la federación vizcaína de fútbol se portó con dignidad e impulsó la participación de los clubes en la solicitud de la oficialidad de la selección vasca en el ámbito internacional futbolístico. Casi los medios de comunicación fueron objetivos y descibieron la asamblea como un ejercicio de participación democrática donde hubo un tercio más de clubes que lso que habitualmente participan en las asambleas ordinarias. Casi Eibar y Alaves participaron en esta asamblea. Casi los líderes del fútbol sala se sintieron cómodos con el resultado de esta asamblea. Casi el Athletic Club y sus candidaturas tuvieron en cuenta la participación popular a la hora de crearlas. Casi estas mismas candidaturas dejaron al margen el apoyo de quién domina el panorama político. Casi pusieron a los jóvenes como prioridad en el acceso a San Mamés. Casi trataron de reformar Lezama. Pero como dijo el pequeño bebedor nocturno, casi es nunca.

Casi Pedro Sánchez transformó la estructura del estado español en una estructura federal y plurinacional. Casi logró su rival en Andalucía un buen resultado electoral quedándose a tan solo un parlamentario de poder volver a gobernar con su socio Ciudadanos en la anterior legislatura. Casi Podemos a lograr mover al nacionalismo español a pociones más abiertas. Casi derogaron PSOE y Podemos la reforma laboral. Casi trasladaron juntos el cadáver del dictador y casi se plantearon también trasladar el del fundador de la Falange. Casi derogaron la ley mordaza para que podamos hablar con libertad. Pero como dijo el joven sabio, casi es nunca.

Casi estaremos en una guerra dialéctica continua que de frutos reales para la sociedad. Casi trataremos de reconducir nuestra posición para escuchar la del otro. Casi llegaremos en el deporte a acuerdos honestos que permitan la supervivencia de nuestro pueblo y también de nuestro equipo. Casi seremos todos y todas autocríticos. Casi transformaremos la lucha diaria en resultados. Pero sobre todo, casi nunca dejaremos de ser nosotros mismos.

No hay comentarios

Noviembre 05 2018

El legado de Josu Urrutia


El Athletic siempre ha tenido una disputa entre el modelo latinoamericano de fútbol y el inglés. Cuando Panizo jugaba en el Athletic y era criticado llegó Estudiantes de la Plata a San Mamés y tras verles jugar, el público concluyó que todos juagaban como Panizo. Cuando Javier Clemente trajo para San Mamés el más puro estilo de los reds, el personal volvió a creer que el alirón inglés traería la gloria eterna a nuestra vitrinas.

Esta misma lucha entre los románticos y lo práctico se aplicaba en las últimas décadas hasta la llegada de Josu Urrutia a la presidencia del Athletic donde la confirmación de la filosofía y la buena gestión se han combinado en distintos ámbitos con cierto regocijo y unidad colectiva. Josu Urrutia es célebre por decir que quizás él le tendría que hacer un homenaje al Athletic y no al revés. Detrás de esto no hay falsa humildad, ni ganas de borrarse ante decisiones incómodas, sino una realidad en torno a una interpretación muy concreta de nuestra exclusiva filosofía.

Decía Jose Luis Borges que habría que inventar un juego en el que nadie ganara. El Athletic Club necesita en ocasiones de esta filosofía. Especialmente cuando las generaciones por edad o por calidad se resienten y comienza la llamarada mediática en torno al clásico “todo está mal y toca cambiar”. Decía también otro genio del balón, D. Alfredo Di Stéfano que “ningún jugador es tan bueno como todos juntos”. Eso es exactamente lo que le ocurre al Athletic que necesita de unidad deportiva, institucional y social para poder competir en el mercantilista mundo del fútbol moderno.

Efectivamente el Athletic en los últimos años ha estado cercano a la unidad interna. Si las cosas no han ido ni mejor ni peros, sin dejar de poner en valor la excelente trayectoria deportiva de estos años, ha sido porque en cada área ha estado llevada por aquellos que conocen y porque aquellos-as que sienten el club como una extensión de su propio ser. Bielsa decía que “el fútbol se hace menos dramático cuando lo ejecutan los que saben”. De loco no tenía un pelo cuando hablaba en estos términos y es estrictamente lo que necesita nuestro club. Huir de la excentricidad para poder dar calma y reposo a una filosofía única.

Así pues el espíritu del gentleman inglés debe combinarse con el trabajo del tiqui taca de los que saben para mantener la paz social, tan necesaria como imprescindible para poder competir. No restemos valor a lo realizado pues puede que sin darnos cuenta entremos en una espiral nerviosa que nos condene a todos a perder la calma y a olvidarnos de lo bueno aportado hasta ahora. Reflexionemos y sigamos combinando el sosiego con el ardor pero sin olvidar que el fuego es mal consejero para un club que vive más cómodo como lo ha hecho estos últimos años.

No hay comentarios

Mayo 22 2018

Windsord vs Borbon, “mundua ez da inoiz nahikoa”

Futboleko azken errege kopako finaletan, partiduaren hasieran palkoari txistu egin zioten zaleek. Oihartzun handiko ikuskizunetan ikusita, akaso arazoa ez da izan politikari buruzkoa, baizik eta futbolaren antolakuntzari buruzkoa. Gainera, monarkiaren papera aztertzek dago goi mailako kirol arloan, Errugbiko azken finalaren isiltasuna ikusita.

Bi mila eta bederatzian, Athleticek jokatu zuen Valentzian, Errege kopa finalean txistu egiteko “kultura” jaio zen. Finala, Bartzelonan eta Athleticen artean jokatu zuten eta erregearen papera zalantzan jarri zuten zaleek txistu egin ziotelako. Katalunian, errepublikaren aldeko mugimendua sendo zebilen eta Euskal Herritik bekaizkeriaz begiratu zion Kataluniari. Aldi berean, Borbonen papera bitartekotzaren alde ez zenez izan, publikoak bere haserrea adierazi zuen.

Hala eta guztiz ere, politikak ez zuen eduki Valentzian ekitaldiko paperik garrantzitsuena. Gainera, futbol merkatuak, oro har, erlazio zuzena dauka politikariekin. Baita enpresa eraikitzaileek ere lotura nabarmena daukate futbolarekin. Horregatik, askotan, palkoan egiten dituzten negozioek garrantzi itzela dauzkate. Goi-mailako kirol guztien gertatzen den bezala, sistema kapitalistan sartuta baikaude.

Haatik, Errugbiak eta Futbolak jatorri berdina daukaten arren, zatiketa originalak ekarri zion kudeaketari ikuspuntu ezberdinak eta estatu barik dauden herri asko parte hartu dezakete. Futbolean, ordea, erabat zehatuta dago oztopo handiak sartuta daudelako ofizialtasunaren aldeko ibilbidean.

Horregatik, kudeatzeko kultura ezberdina delako, erregearen eta erreginaren papera guztiz diferentea izaten da. Futbolean, ikuskizunak parafernalia guztia indarrean jartzeko eta erregearen papera aldarrikatzeko baliatzen dituzte. Horretarako erabiltzen dute eserkia. Anglosaxoi munduan, aldiz, erreginaren paperak ez dauka hainbesteko garrantzirik. Gainera, Europan zehar monarkiaren edo estatuburuaren papera bigarren klasekoa izaten da. Esate baterako, estatu espainola da estatu bakarra non futboleko kopa “Erregeko kopa” deitzen den. Francoren garaia nork deitzen zuen “Caudilloren kopa”?

Horregatik diot, beharrezkoa dela kudeaketaren eremua aldatzea. Benetan izugarrizko garrantzia edukiko luke kopa hori laika eta errepublikena bihurtu eta ez kritikatzea publikori hainbeste indarrarekin. Hori dela eta, kirola merkatu pribatu bihurtu egin da eta estatuaren boterearen ordezkariak bigarren planoan egon litezke betirako kirolari mina egin ez dakion.

Gainera, iritzi guztiek eduki behar dute bere lekuan gizartean, bereziki esparru publikoan eta kasu honetan, kirol ikuskizunetan, adierazpen-askatasuna sakratua aldeko aldarrikapenak bere lekua eduki behar du kirol arloan. Hobe izango litzateke Windsord senidearen paperari buruz pentsatzea txistuen mina kritikatzea baino. Baina horrekin amaituko luke Windsorden eta Borbonen papera? Ez dut uste, mundua ez delako nahikoa haientzat. Esate baterako, Windsord etxe beti dago sartuta Kriket partiduetan. Izan ere, akaso aldarri dezakegu kirol arlotik at egon behar direla politikariak. Aldi berean, Euskal Errepublikan ez genuke edukiko zalantza hori. “mmmm….” Gehiago ez dut pentsatu behar.

No hay comentarios

Abril 12 2018

El Athletic, motor social, deseo de muchos otros

“Gracias al fútbol un país pequeño puede ser grande”.-Roger Milla.

El Athletic es un club único por su filosofía que, como decía Napoleón Bonaparte en alusión al liderazgo (“un líder es un repartidor de esperanza”), es una institución que lidera la reivindicación de lo diferente, ante el imperio y la monotonía cultural que acompaña al sistema económico actual. Los-as jugadores-as de fútbol formados-as o nacidos-as en las siete provincias vascas, tienen un lugar especial al que llegar para poder ser parte de una delegación cultural sin parangón.

Gracias a su política deportiva, un país pequeño, lleno de embajadores en lo deportivo, tiene la posibilidad de dar a conocer nuestro idioma, nuestra tierra y nuestra particular idiosincrasia por los cinco continentes a través del deporte más poderoso del mundo. Para poner el foco en esta dirección, lo importante, sin duda, es alcanzar un consenso social y una capacidad de unión que supere las habituales divisiones. Un club que se oponga sin miedo, desde la particularidad, al sistema económico y cultural que impera en el fútbol. Decía un poeta estadounidense, que en este mundo se puede ser martillo o yunque, el Athletic pudiera parecer que eligió ser lo segundo, pero cuando esta unido, sin duda se convierte en un depredador de conciencias que pone en valor la cantera como sistema y la cultura como prioridad.

Siendo el Athletic, el motor de un pueblo, no siempre ha podido todo el mundo ser parte de la dirección. Fue Beti Duñabeitia (1977-1982) quién, en esos años en los que alcanzar el sistema representativo parecía el fin y no el medio, quién impulsó la participación social a través de la filosofía “un voto, un socio”. Es a partir de ese momento cuando el Athletic, siendo un club privado, se abre a la sociedad y le pide que participe activamente en su dirección. Sin duda, un paso fundamental para el impulso del club a nivel social y para el desarrollo del modelo que actualmente conocemos.

Esto llevó a que Pedro Aurtenetxe alcanzara desde su junta directiva la presidencia en el siguiente periodo tras su paso previo como directivo. Su época, si bien fue dorado en cuanto títulos deportivos, destacó sobre todo por la modernización del club (creación de la figura del jefe de prensa, acceso de la mujer al palco de San Mames, profesionalización de la plantilla, llegada de medios técnicos en el ámbito de la fisioterapia y la preparación física, modernización de las instalaciones de San Mames…). Aún así, los líos deportivos entre líderes (Clemente – Sarabia) marcaron una errática y errónea política de fichajes (Baquero, Loren…) que llevó al club a emprender un descenso en los resultados, del que le costó mucho recuperarse. Además, llevó la sede social del club al Palacio de Ibaigane, sin duda otro guiño a la historia que vislumbraba los nuevos tiempos de un presidente muy especial con visión de marketing y de futuro.

Las elecciones a la Junta Directiva del Athletic Club en el año 1990 fueron el preludio de lo que a partir de entonces y hasta ahora iba a ser el show mediático que acompañaría para siempre al resto de los procesos. Así pues, la división de los grandes grupos de comunicación vascos en torno a figuras irreconciliables, se iba a repetir año tras año, elección tras elección, a partir de entonces. Jose Julián Lertxundi ganó contra pronóstico a Jose Maria Arrate tras un pacto in extremis con Jose Antonio Llantada a cambio del regreso de Javier Clemente al banquillo local. Fue la derrota de los grandes medios escritos ante lo que también en adelante iba a ser decisivo a la hora de ganar el sillón de Ibaigane: el inquilino del banquillo. La época de Lertxundi no fue muy prolífica en cuanto a resultados y su éxito más relevante fue la tranquilidad deportiva que se alcanzó con Jupp Heynkens y el surgimiento de la estelar figura de Julen Guerrero. No fue suficiente y los medios de comunicación, que se habían visto derrotados en esta voltereta de última hora, le devolvieron la jugada y a pesar del regreso a Europa, Lertxundi tuvo que dejar el sillón de cuero de la calle Mazarredo.

Jose María Arrate fue el siguiente inquilino y tuvo que combatir con la ley de sociedades anónimas del deporte y con su costumbre de dejar “atado y bien atado” a todos los de su círculo (error que llevó a posteriori al pago de indemnizaciones millonarias a empelados). Fue una época sin duda de estabilidad deportiva, económica y social, marcada por los nuevos contratos televisivos. Estos devolvieron al club la capacidad de “ser martillo” y fue una época prolífica en fichajes, no solo de jugadores o entrenadores, sino también en campos como la medicina (Sabino Padilla). Tuvo que gestionar además la implantación de la sentencia Bosman que fue y es sin duda un hándicap para el impulso deportivo del club. A nivel de gestión, sin embargo, iba a ser, la creación de una marca propia de ropa para el club “la marca Athletic Club” su principal aportación, junto con la gestión del centenario del equipo. Su gestión fue un éxito, no solo a nivel económico, sino también a nivel social, como buen ejemplo, se produjo el triunfo en diversos festivales de su spot televisivo de divulgación (Mark Roberts, rey de los desnudos en los campos de fútbol, aparecía vestido de marca Athletic).

La implementación correspondió, sin embargo, al difunto Javier Uria que también creó la Fundación y renovó a fondo las instalaciones de Lezama, cimentando lo que sería el Athletic Club moderno que hoy conocemos. Sin duda un presidente que volvió a dar un giro en la gestión tan espectacular como el que dio Pedro Aurtenetxe en su día y que una terrible enfermedad le apartó de mayores logros. Además, dio un vuelco al imaginario colectivo en torno al Athletic Club, creando la sección femenina que puso en clave de igualdad a un club, que hasta el homenaje a Manolo Sarabia no había permitido acceder al palco a las mujeres. Desde entonces hasta ahora los demás presidentes han pivotado en torno a su legado. Ugartetxe completó su camino sin pena ni gloria y en víspera de un nuevo proceso electoral tumultuoso.

Fernando Lamikiz fue el siguiente inquilino del ya centenario club. Venía de perder las elecciones con Javier Uria y había conservado su apoyo interno siendo parte de la paz social que reinó durante el periodo anterior. Errores y acierto en lo deportivo (Zubiaurre, Javi Martinez), pero sobre todo fue conocido por su continuo interés en estar en el pil pil de los medios de comunicación. Eso lo quemó pues como decía un filosofo chino, “Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe, cuando su trabajo está hecho y su meta cumplida, ellos dirán: Lo hicimos nosotros”. En este caso, cada vez que aparecía en antena subía el pan y finalmente fue un lastre que terminó afectándole en lo personal, siendo de lejos una de las persona con más carisma que ha presidido el Athletic. Le sustituyó Ana Urquijo, Primera presidenta en la historia de la Athletic y una persona a la que siempre se le echará de menos por su humildad, buena gestión y respeto a los valores que emanan de nuestro querido Athletic.

El duelo entre los máximos diarios de difusión escrita de nuestro país, tuvo lugar en las elecciones que Javier García Macua ganó a Juan Carlos Erkoreka. Macua contaba con el favor del grupo Vocento y Erkoreka del grupo noticias y Gara. Macua se decantó para ganar por una política agresiva de fichajes y Erkoreka, a través del asesoramiento de altos empleados de la casa, por hacer retornar a los valores viejos y recientes a puestos de dirección, destacando entre todos ellos, el regreso del hijo prodigo: Julen Guerrero. El fútbol ganó a la imagen y estando los dos candidatos de acuerdo en el inquilino del banquillo, los fichajes pesaron más que el romanticismo pues los tiempos deportivos anteriores no habían sido destacables en la sección masculina. Macua llegó creyendo ser invencible y asumiendo que el control de los empleados de alta dirección de la casa se suponía inherente a la figura del presidente. Se equivocó y a pesar de traer la tranquilidad deportiva y económica a la institución perdió las siguientes elecciones tras prescindir de aquellos que le habían apoyado para llegar allí y a pesar de mantener el apoyo del grupo Vocento.

Dijo Josu Urrutia el día de su retirada “Igual soy yo el que le tendría que hacer un homenaje al Athletic” dando muestras desde el principio de que su implicación no se iba a limitar a desarrollar su papel como jugador. Desde su llegada en 2011 y salvo excepciones muy contadas, la tranquilidad social, deportiva y económica ha sido su autentico sello, volviendo a ser el Athletic, un club al más puro estilo inglés de los años 20, donde tomar una taza de té mientras se observaba el “football” era un placer más dentro de la buena vida. La tranquilidad y el consenso en torno a lo que tiene que ser su filosofía deportiva, ampliada a la inmigración creciente en Euskal Herria, una política económica siempre productiva pero pujante a la hora de renovar a las principales estrellas nacidas en Lezama y sobre todo un consenso social en torno a su figuro y al equipo que le rodea, ha sido la impronta que ha otorgado a su presidencia. Como únicos haberes, le han quedado la profesionalización de la plantilla femenina, la celebración de elecciones sindicales libres entre sus empleados y la gestión de enfrentamientos en las afueras de San Mames en los partidos europeos.

Sin duda la llegada de Josu Urrutia a la entidad y su salida solo puede corresponderse con la de interés, otra vez más comunicativos que deportivos y sobre todo con la pérdida paulatina de confianza que suelen percibir los altos cargos de la entidad que se mueven como peces en el agua en periodo electoral. Independientemente de la decisión de Josu Urrutia, el Athletic si algo necesita es tranquilidad institucional, un equipo de trabajo en Lezama para diez años y entrenadores que duren lo máximo posible al frente del primer equipo masculino y femenino. Decía Teheodore Roosevelt que “El mejor ejecutivo es aquel que tiene el buen sentido de elegir buenos hombres para hacer lo necesario y suficiente autocontrol para no estorbar cuando lo hacen”. Este ha sido sin duda el papel de Josu Urrutia, volcado durante su presidencia en crear equipo a pesar de los intereses fuera y dentro de la casa.

El próximo presidente del Athletic y sus directivos-as, deberán nadar en esos valores y afrontar el reto de la renovación necesaria de la plantilla en los puestos de arriba, la apertura de la Fundación hacia una vinculación más directa con su tierra cercana y sobre todo, la continua exigencia mediática y deportiva que supone competir con los límites de nuestra filosofía. Para ello, cuanto más amplio y diverso sea el consenso mejor y cuanto más localizado el anillo concéntrico que rodea a los socios de la entidad, más fácil será la lucha contra un sistema económico imperante en el fútbol que perjudica los intereses de clubes con modelos con matices tradicionales. El Athletic somos todos y la paz social de los últimos tiempos, no puede verse perjudicada por intereses privados, por deseos no espurios. Gracias al Athletic, podemos seguir soñando, podemos seguir siendo grandes a pesar de ser pequeños. Sigamos así.

No hay comentarios

Julio 06 2016

La Comisión Europea de la competencia ataca el reparto de la propiedad a través del Athletic Club

Declara ilegal el tratamiento tributario recibido por el club a pesar de su condición de asociación sin ánimo de lucro

Joaquin Almunia y la comisión para defensa de la competencia de la Unión Europea, han dado una nueva vuelta de tuerca a su política de considerar las leyes del mercado por encima de las que emanan de los países miembros de la UE. En su último dictamen, establecen que los clubes de fútbol que mantienen el formato de sociedades deportivas están compitiendo con ciertas ventajas ante aquellos que lo hacen bajo el formato de sociedades Anónimas deportivas.

Según el dictamen, en el estado el impuesto de sociedades es del 30% y los clubes, al no ser sociedades anónimo deportivas lo hicieron en un 25%. En Bizkaia los porcentajes son del 28% y el 21% respectivamente. La DFB ya ha dicho que acatará la sentencia y pasará a recaudar la parte pendiente correspondiente. Por otra parte la misma sentencia archiva el caso impulsado por clubes como el Bayer de Munich, sobre la construcción de San Mamés Barria y las distintas aportaciones que hicieron los miembros de su accionariado, declarándolas de facto legales y además confirmando el canon que paga el club rojiblanco como acorde a las leyes del mercado que rigen en la CAV.

El Athletic contesta, a falta de llegar la resolución definitiva, que en ejerció plenamente sus responsabilidades pecuniarias con la hacienda foral en lo función de lo demandado por esta. Así pues, entiende que mientras no exista nueva reclamación, se halla al corriente de todas las obligaciones tributarias que le corresponden, a la espera eso sí de lo que determine la resolución definitivamente.

Aprovechando la coyuntura, se ha puesto de relieve también, que si finalmente la sentencia se ejecuta, el Athletic terminará pagando más que el resto de clubes del estado, pues el tipo de gravamen que se aplica por sociedades en Bizkaia es actualmente el 28%, mientras que el resto del estado es el 25%.

Un debate fiscal que obvia políticamente el concepto de reparto de la propiedad

El reparto de la propiedad es uno de los debates pendientes entre los miembros de la social democracia europea. El reparto de la riqueza y el hecho constatable de que el capitalismo ha llevado a la sociedad mundial y europea a sus mayores cuotas de desigualdad[1], hace inexcusable el debate sobre porque el poder y la riqueza están concentradas en tan pocas manos.

Leer más … »

No hay comentarios

Junio 07 2016

¿Poner la pelota de la Gabarra en el Athletic? No al efecto Avestruz de partidos e instituciones

En los últimos días largo y tendido se ha hablado de que el Athletic, ganador de la última liga femenina, entre las celebraciones por el título saque a pasear la Gabarra. Algunas cuestiones, cuando rozan el esperpento, suelen tender a ser pelotas que se pasan unos a otros sin que se de en realidad una respuesta objetiva a esta demanda social. Así pues, antes de dar opinión sobre el tema, creo que es interesante poner sobre las mesas algunas cuestiones.

La Gabarra, como método de celebración de títulos del Athletic, nace en el contexto de una ría industrial volcada a principios de la mal llamada democracia española en torno a la lucha en dos frentes básicos, el obrero y el nacional. En el primero de ellos, sobre volaba ya lo que algunos decían ser una “urgente necesidad de reindustrialización y de reconversión definida en el periodo 1983-1986 como la fase dura”[1] y esa ligazón tanto al espíritu del hierro por un lado, como a la forma de juego del equipo[2]. En lo que se puede definir como espíritu vasco, la filosofía del Athletic Club ya decía y dice lo suficiente. Así pues surge la Gabarra en un espíritu de comunión único donde no existía casi división entre ser del pueblo y ser del Athletic. Se decía además que existía una demanda social y que el espacio natural donde tanta gente podía homenajear a la vez a los campeones era la ría de Bilbao.

En aquel entonces, por supuesto, no había equipo femenino y cabe recordar que se trataba de un club absolutamente tradicional con ciertos componentes machistas. Por poner un ejemplo, el año del homenaje a Manolo Sarabia en San Mames, casi se suspende tal encuentro pues trataron de impedir el paso de su mujer el palco del equipo, lo cual casi lleva al traste esta celebración: En aquel momento también cambió algo dejando entrar por primera vez a mujeres al palco y fue la combinación del cabreo del homenajeado como lo el impulso a la solución institucional del mismo, lo que llevó a encontrar una rápida solución.

Leer más … »

No hay comentarios

Junio 01 2016

Alex Morganek eta beste jokalariek egin duten aldeko manifestua

Estatu batuetako neska jokalariek federakundearen aurrean eta berdintasun arloan salatu dute, haiek beraiek, gizonak baino gutxiago irabazten dutela hamaika futbola jokatzeagatik.

Atzo, Komunikabideek berri hau argitaratu zuten. Irakurri eta gero, zalantza asko datozkigu burura, nolabait horrelako egoerak ikusita, berdintasunaren bideak nahiko urrun jarraitzen duelako. Gainera, benetan normala izan daiteke emakumeentzako horrelako egoerak jasatea? Kirola munduan ere sar daiteke sozial ikuspuntua? Zein neurri zehatzak jar ditzake indarrean futbol munduak eta bereziki federakundeak?

Kasu hau ez da batere alde batera uztekoa. Berriaren arabera, neskek, Estatu Batuetako selekzioan, bakarrik soldata bat irabazten dutenean bakarrik kobratzen dute. Gizonak, aldiz, kasu guztietan kobratzen dute zer edo zer. Hau da, irabazten dutenean zein galtzerakoan, kasu guztietan, soldata bat jasotzen dute.

Leer más … »

No hay comentarios

Abril 15 2016

El orgullo de ser León

Ayer el Athletic, con un Beñat en formato estrella, se quedó a un solo paso de clasificarse para las semi finales de la Europa League. Ayer el equipo demostró algunas cosas que certifican su gran presente y su explendido futuro. Primero que una filosofía única puede también traer grandes resultados. Segundo que la renovación que Valverde ha hecho del equipo ha sido positiva y ha dado sus frutos y tercero y último que el equipo cree en sus posibilidades. Si además hubieramos pasado, habría sido un resultado para una generación nueva de aficionados-as. Sin duda sois grandes. Cabe recordar también que las aportaciones para el refuerzo de la plantilla que se han hecho desde la dirección técnica han sido también muy importantes para poder alcanzar este rendimiento. Zorionak guztioi pero acordemonos también que las chicas del Athletic aun pueden ganar la liga y puede haber Gabarra.

No hay comentarios

Abril 11 2016

Vientos de cambio en el fútbol sala de Bizkaia

Publicado por iboncabo bajo Kirolak, futbol vasco

En las últimas elecciones a la federación vizcaína de fútbol, el fútbol sala acudió como en todas las ediciones anteriores dividido. Hubo tres candidaturas, la oficial de Iñaki Gómez Mardones, la transformadora y renovadora de Iker Goñi y la denunciadora de Txabo Aragúes. En todas ellas figuraban personas del fútbol sala, en todas ellas, se daban colaboraciones de personas que interesadas en mejorar el fútbol sala, supeditaban su acción a aceptar la superioridad del fútbol a la hora de tomar decisiones.

Sin duda el fútbol sala vive inmerso en sus propios errores. A mi juicio y sin personalizar en nadie, los pecados capitales del fútbol sala en Bizkaia son los siguientes:

El primero es pensar que al fútbol no le interesa el sala como modalidad deportiva. El segundo es aceptar que nuestros designios vengan marcados por personas que al no encontrar acomodo en las comisiones relativas al fútbol, lo hagan en otras. El tercero es pensar que el propio reglamento no tiene herramientas suficientes para la trasformación y el cambio. El cuarto es pensar que solo hay que moverse cuando se convocan elecciones. El quinto es no defender nuestra propia autonomía. El sexto es pensar que la dependencia de la federación española y sus decisiones es un nexo inquebrantable y tener miedo a pedir información oficialmente a la federación. El Séptimo es no pintar absolutamente nada en la federación vasca de fútbol y su comité. El octavo es no luchar contra la falta de transparencia. El noveno no defender la necesidad de que las decisiones técnicas las tomen entrenadores y árbitros. El décimo último es no defender la especificidad del fútbol sala femenino y el uso del Euskera en el mismo como parte de nuestra cultura.

Todo esto puede y debe cambiar en la próxima legislatura. Toca dejar de mirar para otro lado y empezar a trabajar por el bien común. Juntos nada ni nadie nos podrá parar.

No hay comentarios

Junio 22 2015

¿Colabora el Athletic con el derecho a decidir?

Ayer fue un día importante para todas aquellas personas que abertzales o no creen que el pueblo vasco tenga derecho a decidir con quién quiere caminar, como o si por el contrario quiere pasear solo. Miles de personas se juntaron en todas las capitales de Euskal Herria con el objetivo de reivindicar en paz este derecho. Para ello se realizaron una serie de actos dentro de un ambiente lúdico que aunque gustó a mucha gente está visto que a algunos como el Correo les causa profundo malestar.

Dentro de la cultura de lo vasco, si hay un embajador es el Euskera y la cultura en general. Además dentro de la cultura está el deporte y el Athletic, un club único que por su filosofía hace que allí donde vayamos sea lo vasco un poquito más conocido y un poquito más reivindicado. Sin embargo, ayer en la celebración de Gure Esku hubo algunos detalles que nos hace pensar si el Athletic ha estado a la altura de las circunstancias. Si bien la participación de jugadores importantes para la historia del club ha sido muy relevante, las trabas a la propia organización han sido más que visibles.

La no utilización del césped para poner las telas (algo que no pasó en otros lugares), el cobro del canon (en Gipuzkoa la DFG se hizo cargo del coste), la deficiente megafonía, los accesos….. Independientemente de la realidad de cada cual y aunque es notoria la vinculación de la junta actual con el derecho a decidir, lo cual no se puede si quiera poner en cuestión, se puede y se debe hacer más. A futuro es algo de lo que todos/as debemos aprender.

Mila esker Txopo, Kortabarria, Eba eta bereziki Arrate!

No hay comentarios

AntSig »