Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Archivo de la categoria 'humor politico'

Abril 10 2019

Victi Amantes

Parece que en los últimos días, mientras se tramitaba la ley de víctimas policiales en la CAV, el ambiente político se ha enrarecido hasta el punto de que una organización policial y otra militar han tramitado una denuncia contra el parlamentario de EH Bildu Julen Arsuaga. Ante esta escalada de discurso fácil y populismo político, cabe céntranos en lo que verdaderamente se estaba trabajando en el parlamento vasco: el reconocimiento a las víctimas de violencia policial.

La propia ley establece los límites para la consideración de víctima por parte de las personas que han sufrido abusos policiales. Unos límites demasiado estrictos para algunos por las enormes dificultades que existen actualmente en los juzgados para poder establecer esta responsabilidad. Además esta dificultad se ha incrementado en los últimos años con la tramitación y no derogación de la llamada ley mordaza. En cualquier caso, el tema en el parlamento no fue tan jurídico y si más bien de calado político. Mientras las víctimas de violencia policial se convierten en foco mediático o reciben loas por parte de la sociedad por su infinita paciencia, hay quién pretende desviar el objetivo e igualar a victimas con victimarios. Estamos ante una situación en que quienes han sido directores de esos cuerpos policiales, por su responsabilidad política, pretender desviar la atención y cubrir con presión mediática la falta de debate en torno a un nuevo modelo policial que prime la información, la democracia y la prevención sobre el ya habitual en el mundo occidental modelo policiaco- represivo. Negar la participación de distintos cuerpos policiales en torturas, represión desproporcionada e incluso en fallecimientos, es simplemente decir no a las pocas sentencias judiciales que en este sentido se han producido, la doctrina que emana del tribunal de la Haya o simplemente, negar y he aquí la cuestión principal, la existencia de un conflicto político. Siendo un número relativamente pequeño y escaso el admitido, las 187 víctimas cuyas demandas llegaron en 2017 al gobierno vasco, esperan de nuestro sistema político una respuesta más acorde con los tiempos y no fundamentada en el odio o en la venganza.

Así pues, el problema no está en el número, sino en lo que supone políticamente su mera existencia. Si se admite una ley que habla de abusos policiales acaecidos durante la dictadura y el tardo franquismo, se está poniendo en solfa el relato de amor y fuegos artificiales que tienen algunos partidos políticos en torno a la transición. Además, se está dando altavoz a muchas personas que en nombre de sus respectivas luchas (justificadas o no, ese es otro debate), sufrieron la represión desproporcionada de los cuerpos policiales del estado y de la CAV. Además se está dando pie a que estas víctimas, en igualdad de condiciones con otras, soliciten las indemnizaciones que les corresponden por su condición. Es verdad que Julen Arsuaga tenía que haber mantenido el tipo ante las provocaciones de quienes solo han vuelto a Euskadi con la intención de seguir causando dolor y desasosiego político. Ellos es obvio que están lejos de la paz y la reconciliación. Mientras Julen que fue víctima también de estas vulneraciones en el pasado, asume como natural el reconocimiento a todas las víctimas. Ellos sin embargo se han limitado a reivindicar como legítimo el empleo de cualquier tipo de represión del pasado. ¿Pensaran que de cara al futuro deben continuar igual? No lo sé. Por si acaso habrá que estar atentos y poner a vigilar a Piolín (por lo del gatito digo, no confundir con Cataluña, ¿o sí?).

Así pues, toda víctima tiene derecho a la verdad, a justicia y a la reparación. Aquellos políticos que prefieran permanecer fuera de esa definición solo estarán actuando como víctimas de algún tipo de síndrome de Estocolmo ligado a antiguos amantes que, por lo que parece actualmente, viven bastante despechados. Una ley está fundamentada en causas analizadas objetivamente. Parece que se ha tratado de hacer eso con mayor o menor éxito. Sin embargo lo que no puede ser es que para pitar penalti se establezca como lugar de la falta, no donde comienza la acción (los abusos policiales o las provocaciones de la tribuna) sino dentro del área donde aparece la cámara super lenta para repetirnos una y otra vez la misma imagen sin darnos cuenta de la jugada entera tratando de situar nuestra atención en el error de un parlamentario en un debate caliente y con amplias dosis personales en él. Cuando hablamos de violencia, hablamos de derechos humanos y no del generador de la vulneración. Las víctimas son y deben ser los protagonistas, las distintas policías por el contrario, deben analizar si están poniendo todo de su parte para la reconciliación.

No hay comentarios

Marzo 26 2019

“Gazteak Atzerrira: Willy Fog vs Paspartou”

Publicado por iboncabo bajo humor politico

Atzerrira joateak izugarrizko balorea dauka gure izaera alda dezagun. Beste herri eta bizimodu batzuk ezagutzera joaten garenean aldatzen dugu gure pertsonalitatea betirako. Hala eta guztiz ere, ez da berdina lan baten bila atzerritara joatea edo ikastera edo hobekuntza profesionala lortzeko asmoarekin joatea. Adibide dibertigarrian eztabaidan sortzeko ez da gauza bera Willy Fog izatea edo Rigodon (benetako eleberrian agertzen den moduan Paspartou zen arren, hau da, ez da berdina jauna edo morroia izatea). Horregatik datorkit burura galdera hau: gazteak atzerrira joatearen aldekoa naizen arren … zertarako? Berdina izan zen Pablo Casadorentzat ala Santutxuko edozein auzokidearentzat?

Ea nork ez duen hurbil atzerrira ikastera edo lan egitera joan den pertsona bat. Batzuek “Erasmus” egitasmoaren bidez joan ziren ikastera eta aldi berean hizkuntza berri bat ezagutzera edo bigarren hizkuntza hobetzera. Beste batzuek lan baten bila joan ziren EAEko langabeziaren bilakaera ikusita. Guztiak haien curriculuma hobetzeko asmoarekin joaten dira bueltatzeko orduan bizimodu hobeagoa edukitzeko prest. Beste kasuetan bueltatzerakoan badaukate itxaroten lanpostu bat (ea masterra bakarrik delako aitzakia bat curriculumi beste orri berri bat zenbatzeko). Hala eta guztiz ere, gazteek eskarmentu ezberdinekin bueltatzen dira Euskal Herrira. Gaur egun Europako ate guztietan krisiak indarrez jo egiten duelako. Oraindik ez da hain erreza atzerritara joatea eta ziztu bizian ospea zure lan arloan edo har arrakasta lortzea. Argudio honekin bigarren galdera datorkit burura: zerekin lortzen dugu arrakasta hitza gure bizimoduan? Masterra edukitzea berez arrakasta da? Non geratzen da hezkuntzaren benetako helburua?

Era teoriko batean, atzerrian lan aukera zabalagoak bila ditzakete gazteek. Gainera, beste hizkuntza batzuk ikas ditzakete. Zer esanik ez, abentura eta ezagutza aberatsa izan daiteke beste herri eta bizimodu batzuk ezagutu ditzakete eta. Willy Fog izateko aukerarekin buruan hasten dute gazte guztiak bidaia. “No limits! Goazen!” pentsatzen dute abenturarekin hastear daudenean. Atzerrira heldu orduko, irribarrea amatatzen da pospolu baten argia izango balitz bezala. Esate baterako, atzerrian bizimodu garestiagoa izaten denez, irabazten dutenarekin ez dute nahiko bizimodu eraosarekin jarrai dezaten. Beste hizkuntza batzuk ikasi beharra birao bihur daiteke. Ez da gauza bera Suedira ikastera edo lan egitera joatean Irlandara joatea baino. Eta nola ez, bakardadearen gaia leku ezezagunetan noizbenka bihotzetik ateratzen zaigu espero ez dugunean. Guri ez ezik gazteei ere gustatzen zaie, bereziki etxetik at lehen aldiz joaten direnean. Diru gutxi poltsikoan eta tristura handiarekin Willy Fogen efektua Rigodonen efektuan bilakatzen da pixkanaka – pixkanaka eta gazteak haien desioen morroiak bihurtzen dira.

Horregatik, gazteek atzerritatik arrakasta ekartzeko helburuen preferentzia aldatu behar dute joan baino lehen. Ametsek ekonomiarekin lotura nabarmena edukiko balute, gazteak izugarrizko depresioarekin etorriko lirateke atzerritik. Askotan, beste herri batera joatea sinpleagoa izan daiteke. Baserrietan esaten duten bezala: “Ametsa, gogoaren igandea”. Aukerak eman behar dizkiegu gazteei. Lehen eta behin Euskal Herrian eta gero atzerritara joateko aukera erabakiko balute, murriztu behar izango lituzke itxaropenak. Azkenean Rigodonek ere mundua ikusi zuen bere garaian master bat ere ez zuen arren ikasi.

No hay comentarios

Diciembre 14 2018

Casi es nunca

Recientemente, hemos vivido algunas cuestiones en el ámbito político social que merecen el calificativo de circunstancias históricas especiales. La negociación presupuestaria en Lakua, la solicitud de oficialidad de la selección vasca de fútbol, las elecciones en el Athletic Club Bilbao, la negociación mediática del presupuesto de Madrid…..todas ellas a mí entender bajo el paraguas de una frase que pronunció entre litros una vez un mítico filósofo callejero: casi es nunca.

Casi tuvimos acuerdo presupuestario en Lakua. Casi el PNV entendió que los incrementos en la recaudación deberían ir destinados a los más necesitados. Casi los pensionistas y las mujeres ganaron desde la calle mejoras para su situación individual de un modo global. Casi la RGI se convirtió en un refugio individualizado de los desamparados por la reforma laboral del PP o de los escasos avances del pacto de Toledo. Casi PNV y EH Bildu pusieron la primera baldosa de un pacto mayor, de un camino común a recorrer como pueblo. Casi ELA se salió con las suya y tras criticar mucho el posible pacto, dejó de hacerlo en cuanto no hubo acuerdo. Casi el empleo juvenil sufrió un espaldarazo para hacer frente a los múltiples recortes de la era socialista en este ámbito a nivel estatal. Casi logramos revertir el recorte de la RGI que puso en marcha Patxi López. Casi entró EH Bildu en parámetros políticos de gobierno. Casi hubo una negociación con las personas en el centro. Pero como dijo el gran sabio, casi es nunca.

En el ámbito deportivo, casi la federación vizcaína de fútbol se portó con dignidad e impulsó la participación de los clubes en la solicitud de la oficialidad de la selección vasca en el ámbito internacional futbolístico. Casi los medios de comunicación fueron objetivos y descibieron la asamblea como un ejercicio de participación democrática donde hubo un tercio más de clubes que lso que habitualmente participan en las asambleas ordinarias. Casi Eibar y Alaves participaron en esta asamblea. Casi los líderes del fútbol sala se sintieron cómodos con el resultado de esta asamblea. Casi el Athletic Club y sus candidaturas tuvieron en cuenta la participación popular a la hora de crearlas. Casi estas mismas candidaturas dejaron al margen el apoyo de quién domina el panorama político. Casi pusieron a los jóvenes como prioridad en el acceso a San Mamés. Casi trataron de reformar Lezama. Pero como dijo el pequeño bebedor nocturno, casi es nunca.

Casi Pedro Sánchez transformó la estructura del estado español en una estructura federal y plurinacional. Casi logró su rival en Andalucía un buen resultado electoral quedándose a tan solo un parlamentario de poder volver a gobernar con su socio Ciudadanos en la anterior legislatura. Casi Podemos a lograr mover al nacionalismo español a pociones más abiertas. Casi derogaron PSOE y Podemos la reforma laboral. Casi trasladaron juntos el cadáver del dictador y casi se plantearon también trasladar el del fundador de la Falange. Casi derogaron la ley mordaza para que podamos hablar con libertad. Pero como dijo el joven sabio, casi es nunca.

Casi estaremos en una guerra dialéctica continua que de frutos reales para la sociedad. Casi trataremos de reconducir nuestra posición para escuchar la del otro. Casi llegaremos en el deporte a acuerdos honestos que permitan la supervivencia de nuestro pueblo y también de nuestro equipo. Casi seremos todos y todas autocríticos. Casi transformaremos la lucha diaria en resultados. Pero sobre todo, casi nunca dejaremos de ser nosotros mismos.

No hay comentarios

Julio 12 2018

Casarse en Alghero

En Europa, las personas que se identifican con posturas federalistas, dentro de sus propios estados de referencia, indican que construir una comunidad política definida como nación puede ser diferente de trabajar en post de una nación cultural. Ninguna de estas personas niega que la lengua sea un elemento vertebrador fundamental desde la perspectiva de la nación cultural. Sin embargo, ¿existe uniformidad en la aplicación política de los derechos lingüísticos recogidos en la carta europea de las lenguas? Todas las personas interesadas en este tema sabemos que no, pero lo importante, no es si quiera el análisis jurídico existente, sino la intencionalidad política que hay detrás de algunas actitudes y discursos.

Alghero es una localidad de Cerdeña donde el catalán es lengua hablada desde que en 1354 Pedro III de Aragón repobló la localidad con habitantes del Penedes y Tarragona tras expulsar a los genoveses. Coloquialmente se le conocía como la Barceloneta, por ser el catalán lengua oficial hasta 1713 donde los Borbones concedieron la isla al reino de Saboya a cambio de que se retiraran del conflicto sucesorio. Actualmente el 50% de la ciudad conoce el idioma y el 33% lo habla habitualmente. L´Alger (en Catalán) vive una época de reverdecimiento cultural del catalán donde artistas como Claudia Carbuzza están gravando discos en este idioma a través de políticas de recuperación del alguerés (así se conoce allí al dialecto del catalán allí hablado). A pesar de esto, el algares pertenece solamente a las generaciones más avanzadas en edad y si bien existe simpatía, el Sardo y especialmente el italiano le están ganando la partida al alguerés puesto que su enseñanza allí es voluntaria.

Según el tribunal constitucional español (1986), “una lengua es oficial independientemente de su realidad y peso como fenómeno social, cuando es reconocida por los poderes públicos como medio habitual de comunicación entre ellos y en su relación con los sujetos privados”. Es decir, donde existen dos lenguas la oficialidad y el reconocimiento de ambas es forzosa (en teoría). Eso no es óbice para que la política lingüística pueda orientarse hacia el principio de personalidad o se aplique una fundamentada en la territorialidad de los derechos lingüísticos. La primera garantiza al individuo el pleno ejercicio de todos sus derechos pero de manera individual, mientras que la segunda limita el uso a ciertos territorios o comarcas donde esta se habla.

En el estado español se pretende que en los territorios monolingües (castellanoparlantes) rija el principio de territorialidad, mientras que en territorios bilingües lo haga el de personalidad. De esta manera indirecta, se limita el desarrollo del Euskera, el catalán y el Gallego a todo el territorio español e incluso se limite su uso en zonas donde siendo culturalmente originario ya no se habla (por ejemplo la Rivera en Nafarroa). El Catalán se desarrolla con normalidad en aquellos territorios donde es oficial (Illes Balears, País Valençia y Catalunya) y sufre en el alto Aragón, Catalunya Nord y L´algher. El Euskera se desarrolla en la CAV y Nafarroa norte y centro y sufre en Iparralde y la Ribera. El Gallego se desarrolla con normalidad en su comunidad y sufre en Asturias y León. Y así podríamos seguir con otros idiomas de la unión como el Bable, el Frisio…

Leer más … »

No hay comentarios

Junio 22 2018

Un, dos, tres, porciento


Hay algunos números que permanecen imborrables en la memoria de la gente. En el tema político, en ocasiones, estos crecen en importancia con la concesión de valores cardinales o porcentuales que se suelen utilizar para explicar todos los males y elaborar soluciones o recetas “científicas”. Algunos ejemplos pueden ser clarificadores al respecto.

El 3% es una cifra recurrente, que algunos agentes políticos y sociales reclaman en diversos frentes. El ex president Maragall lo utilizó para acusar de corrupción en Catalunya a CIU sin mucho éxito judicial ni político entonces. Ahora sin embargo, todo el mundo lo recuerdo como el primero que señaló con el dedo un problema acuciante en el estado: la corrupción política. Los medios de comunicación españoles se hicieron eco de la noticia, sin embargo la derecha mediática no fue muy beligerante o al menos no tanto como lo es ahora. Quizás porque decidieron concederle un 3% de espacio. Quizás porque antes el 3% de sus anunciantes eran catalanes. Quién sabe.

UGT y CCOO solicitaron subir un 3% el sueldo a los-as trabajadores españoles. Supongo que incluirían en su demanda a las trabajadoras también. Tampoco aclararon si se referían a subirlo al 3% de los directivos españoles de empresas del IBEX 35 que son mujeres y dejar al resto como estaba. En cualquier caso, son sindicatos que pocas veces, no sé si el 3%, tienen su base de decisión en la calle y sí, muchas otras veces en los despachos de los ministerios que llenan sus arcas de subvenciones para formación. Cualquiera sabe.

Leer más … »

No hay comentarios

Mayo 28 2018

No somos nada

En los últimos tiempos hemos vivido intensos debates en torno al uso intencionado o no de los juramentos y la palabra. El duelo PNV- resto del mundo en torno a la aprobación del presupuesto del estado en pleno 155, topa con una situación del estado sumamente regresiva en torno a los derechos fundamentales que rigen cualquier orden constitucional, especialmente aquellos que tienen que ver con las libertades como lo hemos visto recientemente en el caso de Catalunya en general o de Evaristo en particular.

Un oxímoron dice Wikipedia (fuente de sabiduría popular inducida) que es una “Figura retórica de pensamiento que consiste en complementar una palabra con otra que tiene un significado contradictorio u opuesto”. Cuando Jose Antonio Aguirre jura representar en Gernika en el año 1936 fielmente su cargo ante los representantes del pueblo parece toda una contradicción. Lo hace ante idiosincrasias políticas tan opuestas, que pareciera bastante complicado que pudiera cumplir su palabra. Además, no se quedó ahí, sino que lo hizo en pie, en tierra vasca y humilde ante Dios. Es verdad, que estando en inferioridad de condiciones en una contienda civil se puede llegar a comprender. Dios y Patria son dos conceptos que habitan en pueblos distintos, pero que tenían un denominador común entre ambos en aquellos tiempos: la guerra.

Estos principios desde aquel juramento, ya parecían destinados a poner sobre la superficie conceptos divinos y lejanos en vez de concretar a que pensaba destinar tanta humildad. Largas décadas después, con la aprobación del presupuesto estatal, hemos entendido que la humildad divina (otro oxímoron de traca), tenía más que ver con rendir cuentas entre el cielo y la tierra sin pasar por lo que quedaba y queda en el medio, las personas.

Sin duda, algunos dirían, hoy en día, que ha sido la correa de transmisión imprescindible de las necesidades de la gente la aprobación de este presupuesto. Sin embargo, otros pensarían que vuelve la providencia a guiar nuestros destinos. Y algunos simplemente contarían que la humildad se la comió el párroco, el roble o quizás los mismos que montaban las guerras en el 36 y ahora. En cualquier caso, todos-as coinciden, en que en la actualidad ya no existen líneas rojas para los políticos pues los criterios son maleables, coyunturales y sobre todo divinos para los poderes facticos actuales.

Leer más … »

No hay comentarios

Mayo 21 2018

Filias y Fobias de Pinky y Cerebro en el momento actual


Una buena capa todo lo tapa

Refrán español

La izquierda, histórico o nueva, juega la partida acomplejada ante una derecha española lanzada que explota las contradicciones que emanan del sistema actual. Ante este escenario el desgaste en votos viene provocado por debates superficiales donde la imagen choca contra los verdaderos objetivos de la transparencia o la participación, el control democrático y el reparto de la riqueza a través de la racionalización de la distribución de la propiedad.

En los últimos años a los rojos les ha acostado asumir que tras la caída del muro de Berlín la única alternativa al sistema capitalista es la regeneración democrática del sistema y la reforma radical del capitalismo. En aquellos países donde se ha asumido con naturalidad esto, se ha generado un nuevo espacio ideológico donde el juego de las mayorías no genera miedos y si grandes esperanzas de cambio. Principalmente esto se ha desarrollado en latinoamerica y en los últimos tiempos en Portugal.

Ante este renacimiento cultural de la izquierda, en Europa, la derecha ha recuperado la política del miedo (terrorismo, valores patrióticos exacerbados, ruptura con la libertad de expresión, vuelta al extremismo religioso) para hacer frente a lo que ella considera su única prioridad: el control del sistema para no ver mermadas sus fuentes de ingresos infinitas.

Para ello, el club de BilderBerg, trató de condicionar la capacidad de salto entre clases de las personas que pertenecían a los estratos bajos y medios. Puso en marcha un sistema de crédito fácil y a la vez, dificultó el acceso y la salida del sistema hacia el bienestar global. Por un lado, limitó la capacidad de los jóvenes a acceder a un empleo digno, logrando que cualquier estado a futuro sea mejor que el inicial. Además proporcionó la dependencia orgánica de los bancos a las clases medias, para que vivieran envueltos el vestido del emperador y fuera más difícil entrar que salir. Por último, azuzó a los mayores imponiendo normativas que impidieran el acceso a una pensión digna de aquellos-as que llevaban toda una vida trabajando. Además los partidos conservadores impusieron recortes en educación y sanidad para que el verbo vivir fuera sustituido con rapidez por el de sobrevivir. El sistema había impuesto así el control social sobre el progreso con la esperanza de que el miedo hiciera el resto.

Leer más … »

No hay comentarios

Marzo 16 2018

Supremacía cultural (II), políticas de expulsión social. Cuando el diferente es parte de la cortina de humo

La supremacía cultura, no puede imponer sin antes ejecutar determinadas políticas de odio y persecución al diferente, al que no representa al prototipo socialmente establecido. Los objetivos con los que nace el nuevo movimiento centralizador estatal, lo hacen mirando hacia un yo confuso, una personalidad de leyenda. Sin embargo, en cuanto a sus políticas externas, las que están enfocadas hacia las personas, ante estos-as lo hace con rotundidad y sin disimulo. Para ello, generan una rumorología ligada a estereotipos culturales excluyentes o mejor dicho, que se utilizan para excluir. Bajo esta premisa, nacen las tres políticas principales de la supremacía cultural. El ciclo es simple: selección de enemigos sobre los que depositar frustraciones personales, falta de libertad para evitar el colapso del sistema ante las protestas, exclusión y afianzamiento de la pobreza.

Odio al inmigrante. El enemigo que vino del sur.

El primer enemigo de la supremacía cultural es la admisión de la existencia de más de una cultura. Para evitar esto, se dotan de la necesidad de encontrar enemigos comunes, fácilmente identificables y que no susciten simpatías. Bajo estos tres puntos, la historia nos demuestra como la extrema derecha y sus medios, en situación siempre de crisis estructurales, enarbolan el factor supremacista racial. A veces de una manera abierta, en otras de una forma en cubierta. En todos los casos la inmigración es el blanco habitual por su sencillez (falta de arraigo, mala situación socio económica, precariedad laboral máxima…) y sobre todo porque puede ser un blanco fácil para las capas autóctonos menos formadas.

Pero el racismo no es un mal actual, sino un mal endémico e histórico de la sociedad, basta con plantearse cuál es el desarrollo vital que han tenido los gitanos como pueblo en la historia de Euskal Herria[1]. Todo se disfraza después con leyes que “protegen” los derechos de la “mayoría” pero que son en realidad políticas de control de flujo de inmigrantes.[2]

Miedo a la libertad de expresión. Frenar la lucha.

Pero las clases medias suelen establecer vínculos de relación con grupos de inmigrantes que realizan trabajos que estás consideran fuera de sus competencias. Asistencia domiciliaria, limpieza, minerías, agricultura…. Campos poblados de inmigrantes, dirigidos en general por familias de clases medias o altas. Para situar fuera del estereotipo supremacista a este tipo de personas, se alienta el choque contra un nuevo enemigo: los anti sistema. Música, anarquía, bellas artes, deportes, poesía…siempre han estado en el objetivo de algunos medios y de aquellos que pretenden controlar la libertad de expresión.

Para ello, generan normativas fundamentas en el miedo, en esa infinita posibilidad de acabar con la tranquilidad del ciudadano de a pie. Y después de ese pavor absurdo, llegan los cambios legales y las leyes y acciones contra la libertad de expresión. En el estado el ejemplo más conocido ha sido la ley mordaza[3] y las últimas sentencias contra músicos-as. Junto a ellos se instruye a las fuerzas de represión para actuar en ámbitos donde el único peligro son ellos mismos.

Leer más … »

No hay comentarios

Diciembre 22 2017

El traje de la emperatriz

Decía el danés Hans Christian Andersen que hace muchos años hubo un emperador que tenía mucho interés en ir bien vestido, en que su imagen externa fuera lo más llamativa y convincente posible. Así sus sastres le convencieron de que eran capaces de fabricar una tela tan suave y delicada que solo las personas con un sentido más agudizado del arte textil iban a ser capaces de verla. El final del cuento todos lo conocemos: el emperador apareció desnudo por las calles y los ciudadanos rieron la estupidez supina de quién pensaba estar vestido por los dioses y sin embargo, solo estaba embriagado de sí mismo, rodeado de falsos envoltorios.

Ayer los catalanes tuvieron que votar forzosamente a las diversas fuerzas políticas que allí tienen representación. Ante unas elecciones en clave de estado, la respuesta de las personas que residen o están censadas allí también lo fue. La lectura catalana en clave de estado nos deja una imagen, ya casi fija, con dos bloque definidos donde el eje izquierda derecha se diluye en aras de impulsar la república o la monarquía, según el color de la camiseta que se utilice.

Pero el análisis de los resultados no puede desligarse de lo vivido en campaña o más aún, de lo vivido desde el uno de octubre hasta nuestros días. Desde el uno de octubre el eje filosófico principal de los discursos ha sido la referencia continua a lo que es verdad y es mentira. Decía Thomas Fuller “la astucia puede tener vestidos, pero a la verdad le gusta ir desnuda”. La campaña mediática brutal en torno a teóricas falsedades del discurso independentista ha resultado baldía. Las frases sobre el “España nos roba”, aquellas ligadas a la “falsa contabilidad nacionalista” a la incapacidad de “Mejora de las pensiones”[1]; todas estas frases trataban de vestir un discurso en torno a la verdad nacional y a la mentira independentista. Todo este sistema de parches estatales ha quedado oculto bajo la visión desnuda de los votantes independentistas.

Leer más … »

No hay comentarios

Septiembre 26 2017

Los 100.000 hijos de San Luís atraviesan Foronda

Los conocidos como los “100.000 hijos de San Luís” combatieron en 1823 al servicio de Fernando VII y Francia para restaurar el absolutismo y acabar con la disputa por el trono español y a su vez acabar con el liberalismo. Escribía Benito Pérez Galdos en los episodios nacionales “en los pueblos del norte, la intervención vencía sin batallas, ya antes de que se asomara el morríón del primer francés de la vanguardia, la Constitución estaba humillada” Posteriormente a la restauración en el trono de Fernando VII los consagrados hijos, hicieron guardia absolutista en labores policiales hasta el año 1828, hasta que entendieron que la paz estaba asegurada., aunque los problemas de “seguridad”, continuaron presentes durante toda la primera mitad del siglo. ¿Quizás por esto surgió casi entonces la Guardia Civil?

Parece pues que la tendencia hacia el absolutismo, vivía arraigada en el pueblo vasco, que contemplaba con estupor como la llama de las matxinadas, que luchaban sin desmayo contra la perdida de derechos, se iban apagando. Sin embargo en Pamplona y Donostia la resistencia fue notable y propia de un pueblo que reclama para sí el derecho a pertenecer a la corona que le plazca o a ser libre por sí mismo.

Así pues la pasividad y relajación ante la invasión Francesa no fue tal. En cualquier caso lo que narran las novelas es que el paso por Vitoria Gasteiz fue tranquilo. En el fondo, los 100.000 hijos de San Luís lo que trataban es de mediar entre los nobles absolutistas y los liberales burgueses. No buscaban solución democrática, impropia de un ejército digno del rey sol, sino acuerdos nobiliarios escritos en pagares y en transacciones económicas. Los derechos, que para sí reclamaban los liberales, no entendían de pobres, de escuelas o de hospitales, sino de compartir el poder y la riqueza.

Con el tiempo hubo una cuerdo de confraternización y con federalización entre burgueses y nobles de cuna, llegando a olvidarse de sus riñas. Este trato se selló con fuego en los diversos alzamientos, pronunciamientos y guerras que hubo en los siglos posteriores por todo el viejo reino de España y también en lo que se definió como el bipartidismo.

Los 100.000 hijos de San Luís ya no están con nosotros-as, pero las campas de Vitoria por las que pasaron siguen rebosantes de pasividad. La llama encendida del cambio que guía en la actualidad la ciudad de Pamplona o la siempre revoltosa Bella Easo, tan activa ante el derecho a decidir, llevaron también con tranquilidad y orgullo el cambio al ayuntamiento de la capital alavesa, pero dejaron la pasividad y el “despasito” en las campas de Foronda.

Catalunya vive una situación histórica, pero no vive un apoyo institucional vasco que podría ser clave para la internacionalización de su propio conflicto. Siendo claros, la función de mediación decae desde el momento en que se descubre que el objetivo no es otro que constituir dos estados nuevos, el vasco y el catalán, ya que, no hay mediación posible cuando el conflicto no tiene término medio posible.

Así pues los allí presentes y tras escuchar al manda más, quedan convertidos en los nuevos cien mil hijos de San Luis, obviando que la única mediación posible es el reconocimiento de los derechos de las personas y los pueblos, legítimamente establecidos en sus leyes si estas parten de una verdadera voluntad democrática y no de ocultas aspiraciones absolutistas.

La solución catalana pasa por votar todos aquellos modelos de convivencia que se perciban como tales en Catalunya y el que más votos saque será el que legítimamente pase a gobernar a sus ciudadanos. Todo lo demás es será parte de una nueva novela de naturaleza poética y a estas alturas hace falta más prosa y realidad., que sueños y nuevos ejércitos mediadores.

No hay comentarios

AntSig »