Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Febrero 25 2009

Azkuna y la calle. El código de circulación como código ciudadano.

Publicado por iboncabo a las 19:32:51 en ciudadania

El califa Azkuna entiende la calle como un lugar donde las personas tienen que actuar como si fueran automóviles. A todos ellos/as les permite detenerse en ella (pueden contemplar escaparates, ver edificios históricos y otros actos pasajeros); pueden parar (aunque si superan los dos minutos la policia municipal quizás te pregunte por si tienes la mal sana intención de pensar sobre lo que ves); pero eso si, jamás pueden estacionar. Para realizar actvidades de más de dos minutos tienen que ponerse en contacto con la oficina de espacios públicos donde la “mano de hierro” del alcalde impide cualquier acto de acumulación ciudadana que pueda llevar a los “rebeldes si causa” a tratar de hacer críticas sobre cualquier elemento urbanístico de la ciudad.

Para fomentar esta política construye bancos para super adultos (si son muy cómodos la gente se quedaría a charlar), pocos refugios para la lluvia y si no tienes donde dormir, te dice que si llevas tres meses en la calle te dan cobijo (supongo que si aguantas tres meses en la calle te reclutaran los marines americanos en vez de los municipales).

Así pues, en la calle de Bilbao se dice “pasen y vean”, pero sobre todo no estacionen señores ciudadanos.

Sin etiquetas

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario