Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Octubre 17 2013

Athletic Club, la calma que precede a la tempestad

Publicado por iboncabo a las 12:25:12 en Athletic Club, Bilbao, Kirolak, futbol vasco

Una asamblea placida para la junta directiva encabezada por Josu Urrutia donde salieron adelante con una holgura inusitada el presupuesto recientemente vencido y el de la próxima campaña. Sin duda, fruto de una combinación entre la afortunada venta de un central por cuarenta millones y la rigurosa gestión económica llevada a cabo en organismos antes dedicados al enchufismo y a los gastos suntuarios (léase Lezama). Nada que reprochar a corto plazo a la actual Junta Directiva, ni de previsión a medio plazo pues la construcción de San Mames Barria nos lleva a unos ingresos fijos más altos en las próximas campañas.

Sin embargo, todas las juntas directivas que han pasado por el Athletic en los últimos años, transmitían la sensación en su gestión de que estaban trabajando a corto plazo, a contracorriente, con la lengua fuera y con la sensación de estar más pendientes de lo que se dice fuera que del trabajo que se está realizando en casa. Esta no parece ser diferente en este aspecto.

El Athletic, la familia Athletic en su conjunto, necesita un cambio de mentalidad. Lezama, cuyo trabajo está centrado exclusivamente en el fútbol vizcaíno, obviando la nueva realidad sociológica del territorio y centrando sus esfuerzos en la compra de activos que han triunfado fuera de nuestras fronteras naturales a base de visita y video, necesita una continuidad a la par que una revalorización del conocimiento y las virtudes que demuestra en cada momento y en cada club en el que ha estado Jose Mari Amorrortu. Demasiadas aves de paso hay en las categorías inferiores que migran en cuanto huelen cualquier combinación que resulte entre petro dolares y portadas del Marca. Ibaigane necesita regenerar el trabajo en equipo, el objetivo no puede ser el destacara como área para que el gerente de turno o el presidente del momento sea largo en alabanzas, el objetivo debe ser el que los rumores en el bar sean sobre la base de la mejora y no con una sensación de desazón y de búsqueda libre de ascenso.

La obra social del Athletic comienza por que los propios trabajos que se encargan desde el club, cumplan con todas las condiciones de seguridad social para sus trabajadores, condiciones laborales dignas y sobre todo, tenga perspectiva, mentalidad y filosofía Athletic, desde la cuna hasta la fase de las cenizas.

Los medios de comunicación, la política y las necesidades individuales por encima de las colectivas, son agentes que combinados pueden llevar a una rápida tempestad donde la única forma para que el barco no zozobre sea la limpieza total.

Sin etiquetas

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario