Ibon Cabo 





Kirola, mundua eta jendea 

Diciembre 05 2013

Athletic club: ¿Qué es el sentimiento Athletic?

Hoy mismo publicaban los medios de comunicación, resultados parciales sobre un estudio realizado entre 320 personas en el ámbito actual del Athletic Club. En ellos, según El Correo, se plasmaba como fundamental no la procedencia del Athletic sino el sentimiento y las ganas de pertenecer a esta institución.

En los últimos tiempos (también durante mandatos de juntas anteriores), hemos visto como personas nacidas en Bizkaia y ajenas al sentimiento Athletic, se iban estableciendo en puestos de dirección de la entidad y debatían sin sonrojarse, aspectos claves de la historia de nuestro club como la presencia de extranjeros, el error que suponía tener un equipo femenino en el seno de la entidad, la defensa del ex jugador como valor único para pertenecer a la estructura del club, el valor financiero de los jugadores por encima del valor deportivo y sentimental, y sobre todo el espectacular viraje de la Fundación Athletic y su renuncia a los valores fundacionales (con tratos vejatorios hacia ONGs y abandono del ámbito territorial de Bizkaia como modus operantis habitual).

Así pues, estamos ante un nuevo episodio de lo que durante los mandatos de todas y cada una de las juntas anteriores, se ha producido interesadamente cuando las elecciones iban acercándose. No es nuevo. Esconde en realidad intereses de algunos grupos de poder por cambiar filosofías y abrirse al mercado externo,  dominado por representantes muy próximos a estos y  cercanos a la influencia del ámbito de la jet set de Bizkaia, y a grupos internos de poder interesados en que mientras el ojo del huracán este centrado en el exterior, poco o nada se mira hacia el interior y hacia los tumbos y virajes que da la entidad a nivel social a través de sus propias organizaciones.

Ha llegado el momento de no dejarnos distraer, mantener el debate no entorno a la filosofía sino al uso que de esta se hace en el fútbol de Bizkaia y sobre todo en la Fundación del club, que debe rebosar sentimiento Athletic por los cuatro costados y no estar continuamente mirando de reojo lo que ocurre en otras fundaciones deportivas del estado como Can Barça, con la cual nos comparamos en lo filosofal pero no en la ejecución de sus acciones (eso sí y a pesar de la exitosa llegada de Ritxi Mendiguren que ha supuesto un soplo de aire fresco). Responder a la pregunta de quién siente el Athletic es muy sencillo, basta con observar quién ha sido toda la vida del Athletic o quién se ha convertido al mismo por criterios de residencia o de cercanía moral, y por supuesto, quién lo ha hecho solo por conveniencia laboral.

En cualquier caso, todas las áreas del club deben trabajar al unísono para mantener y fomentar la actual filosofía, sino siempre ocurrirá que habrá quién considere su departamento como un lugar estanco, esencia de la autentica sabiduría donde los demás solo pueden aportar, bajo permiso papal, opinión al director de orquesta. No sabemos si el cambio se aproxima, lo que sí sabemos es que si Toquero representa algunos valores históricos del club o Beñat tras su fichaje representa una ilusión renovada, todos los departamentos de la entidad debería trabajar conjuntados y no en función de cuantas medallas se pueden colgar. Las juntas directivas tienen que marcar las directrices generales y el resto aplicar no en función de su interés u opinión particular, sino en función de los valores del club que están recogidos específicamente por ese brazo social y filosofal que debería ser la Fundación Athletic Club Fundazioa. Responder a la pregunta es siempre sencillo y no debería estar en manos de los medios de comunicación un debate que no traslada más que angustias y desaires al palacio de Ibaigane.

Sin etiquetas

Trackback URI | Comentarios RSS

Escribe un comentario